Fábrica Social llega al Centro
Por: Sandra Ortega
N47

Fábrica Social llega al Centro

Telar, brocado, responsabilidad social, enagua, autonomía, bordado, derechos humanos… Estas palabras son la trama y la urdimbre de un proyecto que conjunta labor artesanal y comercio justo.


La tienda, en la Casa de los Condes de Miravalle.

Recién llegada al Centro Histórico mediante la apertura de un local en la Casa de los Condes de Miravalle, Fábrica Social (FS) es mucho más que una tienda de textiles artesanales: es escuela de diseño itinerante, empresa social que impulsa el desarrollo de 148 mujeres indígenas de cinco comunidades, comercializadora y modelo de negocio, todo ello bajo las pautas del comercio justo.
En el local hay cinturones y bolsos tipo cartera elaborados en telar de cintura y decorados por ejemplo con flores rosa y azul turquesa, característicos de Zinacantán, Chiapas. Delicadas blusas de tonos suaves —palo de rosa, blanco, marfil— confeccionadas por mujeres amuzgas de la comunidad de Piedra Pesada y Zacualpan, Guerrero, con brocado, es decir, decoradas a partir del tramado de los hilos en el telar. Vestidos de algodón de corte contemporáneo pero adornados con flores bordadas en máquina de pedal, de Dzitnup, Yucatán. Bolsos de lana teñida con tintes naturales, de Teotlitlán del Valle, Oaxaca; rebozos bicolores, de algodón, también de Zinacantán, además de aretes y pulseras.
Pendientes del techo, los larguísimos ganchos de los que cuelgan las prendas asemejan la urdimbre de un telar.
“Funcionamos como una escuela de diseño itinerante. El objetivo de Fábrica Social es que las mujeres se vuelvan diseñadoras de sus propias colecciones, es decir, que no dependan de un diseñador externo que diga “hazme esto, con este color, de esta forma y me lo bordas y yo lo llevo a una maquila”, explica Paola de la Rosa, directora de Ventas.
“Si hoy Fábrica Social deja de existir, ellas tienen las herramientas para crear productos innovadores, contemporáneos y que puedan tener un precio justo en el mercado actual”.

“Autónomas y sostenibles”
Fábrica Social tiene dos pilares, explica su directora de Proyectos, Daniela Gremion: la Organización Fábrica Social, A. C. —constituida en 2006—, que desarrolla el trabajo en comunidad con las artesanas, y Comercializadora Fábrica Social, S. A. de C. V. —constituida en 2009—, que comercializa los productos.
La asociación civil capacita a artesanas previamente organizadas, en tres áreas: corte, confección y diseño de prendas, organización y comercio justo, así como en derechos humanos y derechos de la mujer.
También “fortalecemos a las cooperativas para que sean autónomas y sostenibles en sí mismas. Con la comercializadora, compramos su producción”, explica Gremion.
Como un ejemplo del impacto de FS, documentan: en las comunidades de Piedra Pesada y Zacualpan, Guerrero, al iniciar el proceso de capacitación se estimó que el valor por hora de trabajo de las mujeres era de 3 pesos; actualmente está calculado en 15 pesos.


En la comunidad Piedra Pesada.

Modelo exitoso
Fábrica Social se define como una empresa no lucrativa. “Las utilidades de las tiendas y de la venta en el extranjero se reinvierten en las capacitaciones en campo” y en gastos administrativos, afirma Paola de la Rosa. Las socias no reciben dividendos, sino un salario.
Aun cuando carece de financiamientos o donativos, el éxito de FS —la empresa no se da abasto para satisfacer la demanda de sus productos— se debe por una parte a la creatividad, la calidad del trabajo y la organización. Por otra, a la estrategia de comercialización.
“Muchos proyectos productivos en México no se consolidan porque no pueden acceder a mercados que paguen lo que vale el producto. Nosotras tenemos puntos de venta nacionales (bazares, un show room en la colonia Roma, la nueva tienda) e internacionales, vendemos en Tokio, en Dubai, en Nueva York, en San Antonio Texas y en Bolder, Colorado”, informa Paola de la Rosa, directora General y de ventas.
Para satisfacer la demanda creciente, se trabaja en que las cooperativas incorporen más socias, añade.
“Cada mujer tiene un límite de producción, que es el número de horas que pueden dedicar al trabajo artesanal sin descuidar hijos, familia, milpa y casa; se trata de evitar la sobre explotación”.
FS también presta servicios. “Instancias gubernamentales y no gubernamentales nos han contratado para implementar una metodología social en comunidades seleccionadas por ellos. Esto ha funcionado gracias a que nuestra metodología es específica, probada y exitosa”.


Muestras de los artículos de Fábrica Social.

Fábrica Social

Isabel La Católica 30, local 14.
M Zócalo.
Horario: Lun-Dom 10-20hrs.
Tel. 5512 0730.
Consulte el catálogo en línea:

www.fabricasocial.org

 

Aquí puedes leer los Oficios y Beneficios anteriores:

47: Casa Serra: 100 años para el arte

46: Arena Coliseo: 69 años de lucha libre en el Centro

45: Una experiencia cien por ciento mexicana