KM.CERO N.45

Fragmentos
Por: Patricia Ruvalcaba
Lo único que hace falta para que se componga una escena de éstas es una primavera tiernita, una edad adecuada —aquella que permite sacarse sin pudores la ropa— y una fuente. Un día de marzo, los tres elementos se juntaron por unos minutos en la Plaza de Santa Catarina.