KM.CERO N.69

El Centro a Fondo
Por: Roberto Marmolejo
No es un fenómeno reciente, desde siempre el Centro Histórico ha sido refugio de artistas y escaparate de sus obras. Un pequeño ejercicio de memoria trae nombres como Gerardo Murillo, Dr. Atl, quien vivió, creó y romanceó con la hermosa Carmen Mondragón, Nahui Ollin, en el antiguo convento de La Merced, en los años veinte; Rufino Tamayo y María Izquierdo también vivieron y crearon en el Centro; en 1938, en la calle de Belisario Domínguez, se fundó el Taller de Gráfica Popular, grupo que daría fama internacional al grabado mexicano. Hoy, el Centro sigue siendo un imán para artistas plásticos. En los últimos 20 años, muchos han regresado o lo han descubierto.